Cuando decidí desviar el rumbo de mi vida profesional y pasarme al  Business Development/Desarrollo de negocio mucha gente se llevó las manos a la cabeza. Recuerdo incluso las palabras de mi entonces jefe, “estás sobre cualificada para ese puesto”,”el desarrollo de negocio es un trabajo administrativo, de secretarias”. Estos comentarios, son consecuencia del desconocimiento existente alrededor de las funciones de estos equipos. Nunca te hablan de su existencia en la universidad, ni si quiera cuando en el master viene alguien y te habla del marketing jurídico lo llegas a entender, y piensas “¡para que quiero saber esto si yo no voy a montar un despacho!”, nada más lejos de la verdad.

Desde que me embarqué en el mundo del Business Development (para entender más al respecto os dejo el link aquí) mi objetivo ha sido intentar difundir lo que hacemos para evitar la ignorancia que lleva a su desprestigio.

El BD goza de especial relevancia dentro de una firma, y dependiendo de la estructura o tamaño de esta tendrá unas funciones u otras.

  • Despachos medianos ó pequeños. En este tipo de despachos, generalmente las labores de desarrollo de negocio, marketing y comunicación son externalizadas a consultores cuyo objetivo es otorgar mayor visibilidad a estos despachos de tamaño más reducido, conseguirles un posicionamiento en el mercado, ayudarles a captar posibles clientes, definirse, etc.
  • Despachos grandes. Hasta el momento mi carrera profesional siempre se ha llevado a cabo en este tipo de despachos, por lo que tengo mayor conocimiento de nuestras funciones dentro de estas firmas globales. Hay que destacar que si el despacho es internacional queda bastante más limitada la actuación del departamento puesto que todas las cuestiones más estratégicas a nivel de marca quedan definidas por la central, que suele ser Londres. Independientemente de lo anterior las funciones del departamento en las firmas son muchísimas; desde dar soporte a socios y asociados para potenciar sus esfuerzos en la venta de servicios y en la captación de clientes, pasando por planes de desarrollo de negocio para estudiar la evolución de las áreas de prácticas existentes, hasta conseguir el posicionamiento que le corresponde a la firma en el mercado a través de Directorios, league tables, etc. (para más info. os recomiendo este post)

En definitiva, podemos decir que las labores de un departamento de desarrollo de negocio son tan amplias como las necesidades del despacho, y no solo eso, y es que su estructura, aún sin una forma fija permite que cada despacho obtenga exactamente lo que necesita.

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.