Las cuentas en participación son una fórmula a través de la cual se consigue invertir en negocios sin necesidad de crear una sociedad y limitando el riesgo a la aportación realizada en el contrato. 
 
Las cuentas en participación son utilizadas sobretodo por los emprendedores y los business angels y se encuentran regulada en los artículo 239 a 243 del Código de Comercio. 
 
Como dispone el artículo 239:
“Podrán los comerciantes interesarse unos en las operaciones de los otros, contribuyendo para ellas con la parte del capital que convinieren, y haciéndose partícipes de sus resultados prósperos o adversos en la proporción que determinen.

En las cuentas en participación tienen cabida dos figuras:

  • el cuenta partícipe: que es el que se limita a poner un capital en un negocio.
  • el gestor: que puede o no ponerlo pero es quien lleva adelante el proyecto bajo su nombre.
La principal característica de la cuentas en participación es que no se crea ninguna estructura societaria ni ningún patrimonio separado. El dinero invertido por el partícipe se integra en la cuenta del gestor que tiene la obligación de usarlo para el negocio convenido. Podemos decir que es un préstamo tanto a efectos contables como fiscales, pero con la novedad de que es el prestamista quien asume el riesgo del negocio con el límite del capital aportado, a cambio, por supuesto, de una remuneración derivada de los beneficios del proyecto en el caso que los haya.
Es frecuente la confusión entre préstamo participativo, préstamo convertible y cuentas en participación.
Un préstamo será convertible cuando se convenga la posibilidad de optar entre la devolución del dinero prestado o su conversión en participación en la sociedad prestataria. El préstamo participativo, por su parte, también puede ser convertible y consiste en que parte del interés con que se retribuye está vinculado de una manera u otra a los resultados de la sociedad prestataria.
La principal diferencia entre préstamo participativo y cuentas en participación es que mientras que en el préstamo participativo se excluyen las prérdidas, en las cuentas en participación esto no es posible y por lo tanto las pérdidas forman parte de la inversión.

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.