El fin del “chollo” de las rentas antiguas.

En el centro de muchas ciudades es habitual encontrarnos con los llamados “alquileres de renta antigua”, son aquellos locales que se rigen por la Ley de arrendamientos urbanos de 1964 y cuyos contratos se renuevan automáticamente con unas rentas irrisorias debido a la inflación. Pues bien, el 1 de Enero de 2015 este lujo de los arrendatarios de estos locales se termina.
Los inmuebles alquilados antes del 9 de mayo de 1985 se regulaban por la Ley de arrendamientos urbanos de 1964. El 1 de enero de 1995 entró en vigor la Ley de Arrendamientos Urbanos del 94 en la cuál en sus Disposiciones Transitorias -concretamente en la cuarta- se regulaba lo que iba a ocurrir con los contratos que entraron en vigor antes del 9 de mayo de 1985 y que a 1 de enero de 1995 seguían vigentes.
En primer lugar es importante aclarar que el fin de la renta antigua será únicamente para los alquileres de locales comerciales y, si la persona que firmó el contrato sigue al frente del negocio, este seguirá vigente hasta su jubilación o fallecimiento. Ahora bien, teniendo en cuenta que estos contratos se firmaron antes de 1985, habrá pocas situaciones como la descrita, por lo que se verán afectados sobretodo los herederos.
Esta medida, por supuesto deja varias impresiones: Por un lado, es cierto que existía cierta injusticia de que locales sitos en lugares privilegiados gozaran de unas rentas ínfimas, pero también es cierto que esta medida llevará al cierre de muchos de estos negocios que si bien sobrevivían por la escasez en sus costes permitían mantener viva la tradición y la historia. Ahora bien, si finalmente el Gobierno cede a las presiones llevadas a cabo por los comerciantes y esta medida no sale a la luz el 1 de enero de 2015 estaríamos subvencionando negocios que no son viables, y además la subvención la estaría pagando otras personas que tienen la mala suerte de tener su patrimonio atado a unas leyes muy antiguas y nada normales en una economía de mercado como en la que nos encontramos -como explicaba Alejandro Nieto para El Blog Salmón-.
Por lo que, y de acuerdo con la conclusión del post mencionado, el 1 de Enero de 2015 muchos de estos negocios cerrarán, pero entendemos que han disfrutado de un tiempo extra con este “beneficio” y que por lo tanto, su cierre se debe a la inviabilidad en el tiempo actual y posiblemente conllevará una posterior apertura de un negocio que generará más actividad e incluso más empleo.

 

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT
Madrid, Spain

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.