Hace unos días publiqué un post sobre press-clipping y la nueva tasa Google, para quien no tuviera la oportunidad de verlo os dejo el enlace aquí.

Hoy retomamos de nuevo este tema con el Proyecto de Ley que la semana pasada se discutió en el Parlamento que pretende la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y que introduce la -cuantomenos- polémica Tasa Google una retribución para los editores de noticias por la explotación de sus contenidos por parte de los agregadores de noticias como Google. (Para mas información sobre la Tasa Google pincha aqui). Mientas la Asociación Española de Editores de Diarios (AEDE) defiende la existencia de esta compensación, la Coalición por Internet, que preside el director de ’20 Minutos’, Arsenio Escolar, considera que su imposición generará pérdidas millonarios a los internautas españoles.    
 
Además, se refuerzan los instrumentos para luchar contra la piratería, ya que la norma establece que vulneran la ley no sólo quienes alojan contenidos ilícitos sino todos aquellos que de forma sistemática, con propósito comercial y a sabiendas, facilitan el acceso ordenado, clasificado e indexado de contenidos ilegales para su utilización por terceros. También esta ley pretende mejorar la protección de los derechos de propiedad intelectual.
Las sanciones por incumplir la ley irán de los 30.000 a los 300.000 euros. Además, se podrá actuar sobre los anunciantes y plataformas de pago electrónico que sean mediadores de actividades ilícitas y bloquear técnicamente las páginas.
Edueñándome de la frase que publicaba esta semana Enrique Dans como titular de su post “Las Leyes son como las salchichas: mejor no ver como las hacen” y es que si algo ha tenido más polémico esta ley a parte de la tasa google, ha sido que se ha creado sin un consenso de expertos, es decir, que la gente que realmente tiene algo que decir al respecto se ha quedado al margen, de ahí que no sean de extrañar los numerosos comentarios poco “amigables” hacia el legislador cuando estudias derecho, y es que como nadie puede entender de todo, y quien es ministro de agricultura un día no puede serlo de justicia al siguiente y cuando se toma las riendas de legislar y sobretodo de un sector tan específico y a la vez tan general como este, -ya que nos afecta a todos-, no vale cualquier cosa .
 
Enrique Dans hace una denuncia, quizás un tanto atrevida pero sin falta de fundamento que quizás es necesario tener en cuenta: 

“A partir de la introducción de dicho artículo, el mundo se vuelve de color de rosa: aquellos medios que mantenían una actitud de denuncia ante los escándalos de evidente corrupción del gobierno actual cesan en sus esfuerzos periodísticos y, hasta en tres casos, cambian abruptamente de director. En poco más de un mes, Marius Carol sustituye a José Antich en La Vanguardia, Pedro J. Ramírez es defenestrado de forma sumaria y se nombra a Casimiro García-Abadillo en El Mundo, y Antonio Caño sustituye a Javier Moreno en El País.”
 
Exactamente el artículo al que se refiere es uno introducido por Soraya Sánchez de Santamaría por el cuál  -por la pésima y errónea redacción que le han dado- cualquier particular que introdujera un enlace a una noticia de cualquiera de los periódicos nacionales podría ser sancionado. Obviamente no es lo que se pretende con la medida y por ello ya han confirmado que se trata de un error en la redacción. Habrá que esperar. 
 
Sobre la medida del canon AEDE las opiniones son diversas y es que frente a los que opinan que es inútil y totalmente injusto para Google y demás agregadores el pago de un canon por enlazar noticias que de otra forma quizás no tendrían la misma repercusión ni alcanzarían ese grado de visibilidad ni presencia en internet están los que creen que  la reducción de la presencia del usuario en la web del periódico en concreto -puesto que Google enlaza directamente con la noticia que nos interesa- debe ser recompensada, así como el hecho de que los agregadores hagan suyas noticias y publicaciones que realmente no salen rentables a los periódicos, a pesar de la publicidad que asalta en cuanto entras en cualquiera de estas páginas webs.

 
Sin duda, la mejor descripción que he leído sobre esta “Tasa Google” es la que han hecho en GQ:

Un par de artículos en los que se intenta proteger a los viejos dinosaurios de la prensa tradicional, a niveles parecidos a los del canon digital y la SGAE con la música: un sector que no ha sabido adaptarse a Internet con la suficiente premura ahora exige que Internet le pague para poder mantenerse. Es la llamada “Tasa Google”, por la que el Gobierno ordena que Google News, Menéame y cualquier otro agregador de noticias tengan que soltar una pasta por enlazar o citar titulares de las grandes cabeceras -los que forman parte de la Asociación de Editores de Diarios de España, AEDE… Que tampoco incluye a los gratuitos, revistas o medios exclusivamente digitales-. Enlazar, para los que nos lean desde 1990, es la base de Internet como la conocemos hoy.”

Tendremos que esperar para ver como avanza esta ley no exenta de polémica que pretende estar lista en Septiembre u Octubre. 
 

 

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.