Hace un tiempo estuvimos comentando en el blog la nueva Sentencia del TJUE que daba mayor importancia a la privacidad y la imagen del particular, que a los intereses de los buscadores (os dejo el link a la publicación aquí).  Aunque esta Sentencia fue directamente contra Google por ser el principal buscador en internet, obviamente afectará a otros como Yahoo, Bing ó Terra.
Cómo consecuencia de la mencionada Sentencia se inició un proceso para hacer que los particulares pudieran pedir a Google que retirara la información que consideraban inoportuna, ¿Cómo? Solicitarlo es muy sencillo, solo tenemos que pinchar en este enlace que os llevará directamente al formulario de Google. Pero ¿qué ocurre después? Google tendrá que valorar caso por caso si la información se considera de interés público o por el contrario es obsoleta. Por ejemplo, si la información que se pretende eliminar trata sobre una estafa financiera o negligencia profesional, prevalece el derecho de mantener la información. Ahora bien, Google está desarrollando un comité que estudie y analice caso por caso de forma particular. Este Comité estará formado por el Presidente de Google, Eric Schmidt; el abogado David Drummod y el Jefe de Wikipedia, Jimmy Wales. Este Comité será único para toda Europa y contará con expertos en legislación de cada país. Entre ellos estará José Luis Piñar – quien ha sido mi profesor tanto durante la carrera como en el master en la Universidad San Pablo CEU- y que es ex director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y vicepresidente de Relaciones Internacionales en la Universidad San Pablo CEU.
Cómo dice el artículo de Cinco Dias al respecto “La compañía se ha lamentado de que la sentencia le obligue a hacer juicios difíciles sobre el derecho del individuo a ser olvidado y el derecho público a saber. Deberá buscar un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir la información”
La Agencia Española de Protección de Datos recordó a los ciudadanos que primero habrá que dirigirse a quién está tratando los datos, es decir, a la web que mantiene la información que querríamos eliminar. Si esta no hiciera caso a la petición, el afectado podrá acudir a la agencia para que revise su caso y evaluará si la reclamación se atiende o se desestima y se dirigirá a los responsables para que se supriman los enlaces.
Esta Sentencia afecta solamente a los ciudadanos de la Unión Europea.

 

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.