Comunicación Interna: Errores y PokémonGo

Cuando hace unos meses hablábamos de la importancia de la comunicación interna como herramienta estratégica para crear una forma de comunicación fluida que permitiera hacer llegar una información determinada a todos los interesados, es decir, trabajadores de una empresa, no mencionamos los riesgos y los problemas que puede deparar.

La comunicación interna conlleva unos riesgos importantes si no se le presta la atención adecuada. Hace algunos días, un mail interno del despacho Uría Menéndez avisando sobre el gastos de datos que se estaba produciendo en los móviles como consecuencia del uso de la app Pokémon Go, se hizo un hueco en medios tanto escritos como digitales. Todos se hicieron eco de la noticia, desde Expansión hasta El Confidencial pasando, por supuesto, por todos los medios digitales. Aunque,  en un principio parecía que el tema se iba a llevar desde la discreción y que no saldría el nombre del despacho, “La fiebre por el juego Pokémon Go llega a los despachos de abogados” no todos los medios tomaron esa distancia, “Uría Menéndez prohíbe a sus abogados jugar al Pokémon Go”

Como todos podemos imaginar, este tipo de comunicación no estaba pensada para que saliera al exterior. Y ese es el primer riesgo y, por lo tanto, lo primero que tenemos tener en cuenta a la hora de gestionar la comunicación interna en una empresa es, no enviar nada que no nos gustaría ver al día siguiente en la portada de los periódicos. Esta máxima de las redes sociales, es importante tenerla presente a la hora de enviar comunicaciones en nombre de una marca. La discreción es un rara avis que no debemos dar por sentado puesto que lo más habitual es que mails, como el del ejemplo, den la vuelta por grupos de amigos y lleguen, siempre, a un medio que si lo considera interesante lo publique a la vista de todos. Aún así que salga en los medios no será necesario para que los demás despachos del panorama estén al tanto y es que, en un mundo tan pequeño como la abogacía en España, es raro que una noticia/comunicación un tanto llamativa no se extienda como la pólvora.

Otro elemento a tener en cuenta para evitar situaciones como la comentada es a quién va dirigida estas comunicaciones. Los empleados son los primeros en hablar sobre la marca, tanto para lo bueno como para lo malo. A su vez, estos están conectados con miembros de otros despachos y medios, por lo que hay que tener en cuenta, siempre, que lo más probable es que esas comunicaciones salgan al exterior si tiene un contenido, más o menos original o interesante. Para este fin es importante segmentar el público objetivo interesado dentro del despacho. Esto no va a evitar que una comunicación determinada, y menos si habla del juego del mes, salga a luz, pero al menos limitaremos el alcance dentro de la organización.

Los fallos a la hora de gestionar la comunicación interna son muchos, desde no invertir suficiente atención en ella dejando que nuestros profesionales se enteren de las cuestiones relevantes por los medios o por rumores, hasta no tener una estrategia clara y homogénea que permita afrontar esta de forma alineada con la estrategia de la empresa y la dirección. Os dejo una infografía muy visual al respecto que espero os resulte interesante.

comunicación interna

 

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT
Madrid, Spain

Publicaciones recientes

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Estupendo post sobre un tema capital en la empresa. Normalmente en aquellas empresas que gestionan mal su relaciones externas tienen una política de comunicación interna deficiente. Lo externo y lo interno son dos caras de una misma moneda. SI no tienes claro lo que eres, será difícil que puedas proyectar esa imagen en el exterior.
    Pero es evidente que hay que cuidar muy mucho a los profesionales que tenemos con nosotros. Los llamados jefes o directores de área no solo deben exigir al máximo a su equipo, sino saber también motivarles y darles cancha. Gestionar el talento es uno de los elementos más complicados en cualquier empresa.
    Pero, ¿Cómo evitar que una noticia interna o un rumor abra la página de un medio de comunicación? No es sencillo contestar a la pregunta. Se trata sobre todo de formar e informar a todos los profesionales en determinadas pautas. Cuanto más sentimiento a la empresa exista en el profesional, menos filtraciones habrá.
    Pese a ello, una filtración a un medio se puede reconducir. Para ello tu política de relaciones con los periodistas, esos profesionales que damos un poco la lata a los despachos, debe ser proactiva y bien dirigida. Periodistas y despachos deben ir de la mano, pero esa es otra historia para otro post, seguramente

    1. Hola LuisJa. ¡Qué alegría leerte por aquí! Disculpa el retraso en contestarte, pero la verdad que el Spam es abrumador y no te deja ver los comentarios que realmente valen la pena.

      La realidad es que hay veces que se invierten muchos esfuerzos en cuidar la imagen exterior y con ella, la comunicación externa y la comunicación interna es, generalmente, la gran olvidada.

      Respecto a lo de los rumores, me gusta pensar que cualquier publicación/medio con un mínimo de profesionalidad corrobora los rumores que le llegan. Es complicado, por supuesto, en el caso concreto del post la prueba era evidente porque ese email dio la vuelta al sector y no había duda de su veracidad.

      En lo que a comunicación se refiere todavía nos queda un larguísimo camino por hacer y, en comunicación interna, ese camino es aún mayor.

      Un abrazo muy fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.