Gestión de marca | ¿Cómo elaborar el mejor plan de marketing? – Parte I

La gestión de la marca y la reputación es uno de los principales retos que rigen nuestro día a día. Para que este trabajo conlleve los menores riesgos posibles, es fundamental que nuestra marca se fundamente en unos pilares fuertes, o lo que es lo mismo, exista un plan de marketing desarrollado que nos guíe por los pasos a seguir para conseguir nuestro objetivo, y sobretodo, transmitir lo que queremos a competidores y público objetivo.

El primer paso para realizar una gestión de la marca como corresponde, sería por lo tanto elaborar un branding plan o plan de marketingEn este blog he escrito varios post que pueden estar relacionados, pero no he elaborado, a estas alturas, ninguno que explique cómo llevarlo a cabo y qué información debe contener. Tal y como comenté en el post anterior, el aumento de la competencia, así como, del poder de decisión de los clientes, conlleva que sea necesario una labor de marketing más profunda y profesional. En el caso de la marca, además, debido a su objetivo diferenciador conlleva que su gestión sea un elemento primordial y delicado, que debe recaer en manos profesionales para evitar el desprestigio o la pérdida de valor.

La marca se define como un nombre, un término, un signo, un símbolo, un diseño o una combinación de todos ellos, que intenta identificar bienes y servicios y diferenciarlos de sus competidores”.

Entrando en faena, la elaboración de un plan de marketing en el sector legal no se diferencia en exceso de su elaboración en cualquier otro sector, pero si que es más novedoso puesto que su necesidad, como hemos comentado, se impone paulatinamente año a año con la entrada de un mayor número de agentes en el mercado.

El plan de marketing se puede definir como la elaboración de un documento escrito que esta compuesto por la descripción de la situación actual, el análisis de dicha situación, el establecimiento de objetivos de marketing, la definición de estrategias de marketing y los programas de acción. Roberto Espinosa.

Paso 1. Define tu negocio

Hace unas semanas publiqué un post sobre los Modelos de negocio en el sector legal. Para elaborar un plan de marketing como corresponde, es fundamental tener muy claro qué modelo de negocio tiene nuestro despacho y a cuál queremos aspirar, ya que, por supuesto, no será lo mismo la estrategia que sigamos para un despacho boutique, o especializado, que para una firma internacional.

Establecer nuestro modelo de negocio es esencial, así como definir perfectamente nuestro nicho o clientes objetivos. Definir correctamente estas cuestiones fundamentará el devenir de nuestra estrategia y le dará sentido.

La marca es un objeto principal dentro de nuestro plan de marketing, y es que definirla, y saber qué queremos transmitir con ella, es la clave para que nuestros clientes se sientan identificados con nosotros y nos diferencien de la competencia. En mi opinión, al tema de la marca en el sector legal le queda mucho recorrido por delante, algo que trataremos en otro post.

Por último, dentro de esta primera fase, es fundamental definir qué queremos hacer, a qué queremos dedicarnos. Conocer qué áreas de práctica querremos cubrir y hasta donde queremos llegar. ¿Queremos especializarnos en un tipo de trabajo concreto, (véase preferentes o productos bancarios), queremos diversificar asuntos, pero todos dentro de la misma práctica (despacho especializado en bancario y financiero) o queremos cubrir las necesidades del cliente particular desde cualquier punto de vista que pueda surgirle (despacho generalista)?. Existen tantos modelos y estructuras como podemos imaginar, pero para ello hay que tener muy claro todo lo anterior y nuestras capacidades y recursos.

Para cubrir esta primera fase, recomiendo este post que publiqué hace algunos meses y que, quizás, pueda seros de interés. Crear un plan de negocio 

Paso 2. Estudia en profundidad tu mercado

A la  par que decidimos todo lo anterior, tenemos que conocer si el mercado al que queremos entrar, o el sector al que nos gustaría dirigirnos tiene necesidades que no estés cubiertas o que podamos cubrir nosotros mejor que nuestros competidores.

Tener toda la información posible del mercado al que queremos dedicarnos, antes de empezar a funcionar y establecernos, es esencial para no desgastar esfuerzos en entrar en un mercado saturado.

Independientemente del estado del mercado, tener toda la información posible, nos ayuda a saber qué productos podemos ofrecerles y dónde nuestra ayuda será más necesaria. Nos hará ser más competitivos y adaptarnos a lo que nuestros clientes necesitan.

Dentro del estudio de mercado, un paso esencial es el estudio de nuestra competencia objetiva. Saber qué hacer, qué ofrecer y los honorarios aproximados en los que se mueven, es un paso importante para poder diferenciarnos.

Para estudiar la competencia puedes usar Google buscando palabras clave o términos relacionados a tu tema principal, usar las redes sociales, meterte a foros o explorar mercados de productos como Clickbank, eBay, JVZoo, Comission Juction, etc. Blog: Themeyourself.com

Paso 3. Establece tus metas y objetivos a corto plazo

Una vez que ya hemos definido el mercado en el que queremos entrar, nuestro modelo de negocio y el producto que vamos a ofrecer, es importante marcarnos unos objetivos reales que podamos alcanzar a corto plazo.

Antes de elaborar la estrategia de Marketing, tenemos que tener claro el destino al que queremos llegar, para elaborar el mapa lo más realista y ajustado posible.

Paso 4. Elaborar una propuesta única

Aprovechando la información que hemos obtenido estudiando el mercado, y por ende, a nuestra competencia, tendremos que elaborar una propuesta en la que seamos capaces de definir “qué” nos diferencia de los otros despachos que actúan en el mercado y que se dirigen a nuestro público objetivo.

Este paso, por supuesto, no es obligatorio, pero tener muy claras nuestras diferencias nos hará más sencillo trasladárselas a nuestros potenciales clientes.

Paso 5. Definir nuestros pilares de tráfico

En este punto recomiendo el post – La presencia en internet, una estrategia de marketing – en el que se trata la importancia de la presencia en internet, pero sobretodo, de dónde centrar nuestros esfuerzos.

Cómo todo, elegir nuestras fuentes de tráfico dependerán fundamentalmente del modelo de negocio elegido y del público objetivo al que queramos llegar. Ampliaremos esta cuestión en otro post, puesto que da para mucho.

Nos quedan otros cinco pasos más para completar nuestro plan de marketing, de los que hablaremos en el siguiente post.

Feliz semana.

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT
Madrid, Spain

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.