Publicidad en el sector legal

Si el 2015 ha aportado algo al mundo del marketing en el sector de los servicios jurídicos ha sido la publicidad legal. Durante este año hemos visto como el número de despachos de abogados (de menor o mayor nivel) que se subían al carro de la publicidad, ha aumentado. Este  “nuevo” sistema de promoción de servicios legales en España, ha abierto un debate digno de ser tenido en cuenta ¿se pueden anunciar los servicios legales?.

Cuando estudias deontología en la carrera/master, los graduados tenemos la “suerte” de tener, incluso, que examinarnos de eso, te dicen que los servicios legales no deben ser publicitados, es una forma de transmitir que haces negocio de los problemas ajeno en detrimentro de la honoralibilidad como profesional. Dejando esa idea a un lado, sí, todos sabemos que en mercados como en el de Estados Unidos los abogados se publicitan, inclusive, en el propio metro. Ahora bien, en el paradigma del mercado legal español podríamos decir que hasta este año no estaba muy bien visto e incluso después de este año, yo, sigo teniendo mis reticencias a la hora de aceptar o promover el anuncio o la promoción a través de publicidad de los servicios legales.

Podemos decir que el pionero en todo esto fue Arriaga Asociados transmitiendo su “ayuda” a aquéllas personas que habían sufrido alguna estafa a manos de las entidades financieras, como las preferentes. Supongo que si hablamos de un trabajo como este: de poco expertise, simple y que en cierta manera puede realizar cualquier abogado recién licenciado, promocionarse en la televisión, periódicos, carteles publicitarios y demás y hacer alarde del negocio que haces disfrazándolo de ayuda a los particulares engañados puede, incluso, hacer una labor de promoción importante, y es que la abogacía y los abogados son un mundo desconocido para todos los que se encuentran fuera del sector, por lo que un anuncio promocionando el asesoramiento a particulares puede conseguir el resultado que necesitamos.

Ahora bien, la publicidad es un arma de doble filo. Mientras que Arriaga está encantado con el negocio reportado de sus anuncios,  este le estanca y le limita ya no solo en el presente, si no en el futuro a llevar casos única y exclusivamente de esa categoría y nadie va a confiarle trabajos que precisen una mayor experiencia o dominio de leyes. Supongo que os preguntaréis ¿qué mas da? Está haciendo el negocio de su vida y se permite contratar a Iker Casillas para sus anuncios. Bien, pues lo relevante en esta cuestión es que el mercado legal en España, donde la competencia es feroz, a su vez es pequeño, y dejar tu apellido o tu marca vinculada a un anuncio tan polémico que pone en duda a los profesionales del entorno tu profesionalidad, no puede darse única y exclusivamente con el objetivo de conseguir clientes.

Lo que esta claro es que colgar una placa en la puerta con la palabra “Abogado” y sentarse a esperar los clientes está tan pasado de moda como el pago de honorarios por adelantado. Ahora se lleva hacer promoción de los servicios y vivir de las comisiones de éxito, sobretodo cuando no somos capaces de diferenciarnos de la competencia, unica y exclusivamente por nuestra profesionalidad.

La próxima semana hablaremos de los demás despachos que se han subido a la ola de la publicidad. Hasta entonces, ¡feliz semana!.

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT
Madrid, Spain

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.