La comunicación interna es la gran olvidada. Bien sea por el esfuerzo que requiere, porque no se considere lo suficientemente relevante o por la falta de ideas al respecto, son pocos los despachos que utilizan un sistema de comunicación interna útil y que llegue a todos los que forman parte de la empresa.

La semana pasada tuve la oportunidad de acudir a la conferencia en ESADE sobre el Desarrollo de la Comunicación en los despachos de abogados. La polémica estaba servida en cuanto al uso de las redes sociales, a la importancia de los medios en papel frente al ámbito digital e incluso al uso de publicidad; pero la gran olvidada, como regla general fue la comunicación interna.

La importancia de la comunicación interna, reside fundamentalmente, como comenta la experta en comunicación Nuria Vilanova, en que “es un elemento indiscutible a la hora de asegurar el futuro de las compañías”. Que los miembros que forman la empresa o el despacho estén informados de lo que ocurre, y que sientan que se cuenta con ellos en todos los niveles, genera un espíritu de pertenencia y de marca que es necesario potenciar. Como expuso brevemente Patricia Razquin, Directora de Comunicación y Marketing de Allen & Overy “los miembros del despacho son los primeros en transmitir la marca, por eso, deben ser los primeros en conocer qué está haciendo el despacho”.

Está comprobado que ningún plan de marketing y comunicación destinado a clientes tendrá resultado si no empezamos por  implicar a los trabajadores que lo forman. Como escribió Carlos R. Adeva para Lawyerist (enlace disponible aquí), “la comunicación interna tiene como objetivos fundamentales crear e inculcar una cultural corporativa, motivar al empleado, fomentar la confianza, retener el talentos, dar a conocer los objetivos y el modelo de negocio para conseguirlos. Además debe ayudar al desarrollo profesional de nuestro equipo, creando las oportunidades necesarias para que se compartan as mejores prácticas y el conocimiento”.

Existen tres tipos de comunicación interna, como bien explica Carlos R. Adeva; 

Por supuesto, una vez fijada la estrategia de comunicación interna que queremos seguir, es importante dotarla de los medios de difusión adecuados. Durante la conferencia en ESADE Garrigues habló de una serie de mini videos que enviaban con cierta regularidad a todos los miembros del despacho en lo que aparecía algún socio de cualquier oficina tratando un tema en concreto. Desde videos hasta revistas internas, los canales de difusión todavía están por descubrir, aunque como bien resaltó Patricia Razquin “la innovación en la comunicación de los despachos reside más en el propio contenido de lo que comunicamos, a los canales que utilizamos”. 

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.