¡Hola a todos!

Disculpad el retraso en subir este post, pero el viernes me operé por fin de la vista y he tenido que guardar un poco de reposo antes de ponerme frente al ordenador.

Con el año nuevo y ojos nuevos he empezado, como no, libro nuevo. Un libro con un título, curioso “El japonés que estrelló el tren para ganar tiempo” de Gabriel Ginebra. Ultimamente he tenido bastante mala suerte con los libros que caían en mis manos y ninguno merecía la pena, ni siquiera ser mencionado, pero en el caso de este me ha llamado muchísimo la atención lo importante que es conocer nuestra incompetencia, asumirla y contar con ella para realmente poder ser más competentes. Lo sé, un lío, os explico.

Nos enseña como la incompetencia de nuestros compañeros, de nuestros jefes y la nuestra propia tiene que ser un factor presente en cualquier plan. ¿Por qué? Porque si no lo tenemos en cuenta nos alejaremos de la realidad y entraremos en detalles y errores que podrían haber sido conocidos con anterioridad. Ninguno somos 100% competentes; somos incompetentes y por ello, gestionar nuestra incompetencia es el objetivo de este libro, lo se, parece un poco pesimista, aunque es cierto que goza de un realismo necesario y práctico.

Dice el libro:

“¡Hay tantos esfuerzos inútiles!”

“Toda propuesta interesante de mejora debe enfocarse a conseguir más con menos esfuerzo y en definitiva vivir más tranquilos.” 

“Todo es tan urgente, que la palabra urgente ha perdido su significado.” 

Estas tres afirmaciones me llaman especialmente la atención porque creo que últimamente se nos han olvidado. Vivimos en un mundo lleno de procedimientos sin sentido, de sistemas que no funcionan, de procesos incompetentes que lo único que hacen es dificultarnos más la vida. Estas frases, en mi opinión, deberían ser objetivos a conseguir con nuestro trabajo y no lo hacemos. Tendemos a pensar que lo complejo es lo correcto cuando en realidad es una de las bases de la incompetencia, tendemos a pensar que todo es urgente tan habitualmente que lo realmente urgente se da por imposible.

“Yo creo que se equivocan tanto los cínicos, que dicen que no hay nada que hacer, como los utópicos, que piensa que es posible un mundo mejor. Yo creo en miles de micromundos mejores” Javier Fernández Aguado. 

Esta frase, aunque no encaja muy bien con el tema de tratamos, me parece digna de ser difundida, sobretodo ahora, que parece que queremos vivir con demasiada intensidad y cualquier cambio lo consideramos una revolución. Hay muchos puntos intermedios y muchos contextos, los “micromundos”.

“La cualidad fundamental para llegar a ser un buen responsable se encuentra en el ámbito de la prudencia más que en el de la inteligencia”. 

La inteligencia emocional, un factor fundamental en cualquier organización, y sin embargo, muchas veces pasa a un segundo plano con lo que ello conlleva: formar jefes y no líderes.

“Para influir y poder evitar las catástrofes producidas por competentes reunidos, es necesarios difundir en la organización el espíritu crítico”. 

Catástrofes como Windows vista o el caso del Costa Concordia aparecen como ejemplos a la hora de definir la importancia del espíritu crítico en una empresa. De nada sirve tener unos buenos profesionales si solo la palabra del “jefe” es la que cuenta y nadie está dispuesto a rebatirla.

“Los planteamientos pesimistas a la hora de elaborar un proyecto permiten tomar distancia psíquica cuando aparecen dudas, discusiones e incomprensiones y sobretodo ayuda a programar los proyectos de manera mas aproximada a la verdad. Asumir nuestra incompetencia es la forma de vivir con ella. “

Conocer y saber planificar nuestra incompetencia a la hora de elaborar o estructurar un proyecto, permite que no entremos en situaciones de sorpresa, escándalo y enfado permanente, lo que nos llevará a trabajar más cómodos y con un plan más realista.

Seguiré leyendo este buen libro, destacado como uno de los principales libros de empresa e intentaré trasladaros más lecciones como estas, que espero que os sean, al menos, de interés.

Un abrazo fuerte.

 

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.