La presencia en las redes parece ser algo muy importante en la actualidad. No voy a decir imprescindible porque, en mi opinión no existe esa necesidad suprema aunque muchos profesionales opinen lo contrario. Quizás esa importancia que se les da a las redes sociales sea por la ansiada publicidad que desde siempre el ser humano ha necesitado dar a todo lo que hace, y que ahora está al acceso de todo el mundo. Ahora bien, no hay que olvidar que las redes sociales, en el fondo, son eso, publicidad, y por ello más importante que el estar, es el cómo se está. 

En primer lugar es importante definirnos, es decir, saber en qué queremos destacar, ¿por nuestro trabajo?¿nuestras opiniones?¿nuestros ingeniosos comentarios sobre todo lo que ocurre a nuestro alrededor?, ese es el primer paso y más importante, porque una vez que consigamos definirnos, todo será mucho más sencillo. 

Cómo en la vida misma, si lo que buscamos en las redes es amplificar el impacto ó el reconocimiento de nuestro trabajo, tendremos que evitar otro tipo de publicaciones que puedan poner en duda nuestra profesionalidad, también es importante evitar opiniones políticas ó delicadas. En Allen & Overy existe una máxima en cuanto a la presencia en redes, “No publiques nada que no te gustaría que apareciese en la portada de un periódico”. Por otro lado, hay gente por el contrario, busca en las redes, y en internet en general, mediante blogs, por ejemplo, dar su opinión, hablar sobre cuestiones que para ellos son relevantes en ese momento y que pueden llegar a ser polémicas. En ese caso, mejor utilizar pseudónimos y mantener alejadas las esferas laborales. No quiero decir con esto que no podamos dar nuestra opinión, sino que hay que tener presente que la opinión que publiquemos hoy en twitter ó en un blog, permanecerá  para siempre ya que son díficiles de hacer desaparecer. Hay que tener en cuenta que no sabemos quien nos entrevistará el día de mañana, a que puesto de trabajo querremos optar al mes siguiente, ó con quien nos encontraremos en la próxima reunión de networking… de ahi que igual que “solemos” saber estar en persona, y contenemos nuestras ideas y opiniones en ciertas circunstancias, hay que tener en cuenta que twitter, al igual que un blog, no es mucho más distinto que una publicidad continua que no para de crecer, y a la que cualquiera tiene acceso.
En segundo lugar es fundamental una presencia activa. Cuando abrimos un blog no vale con hacer 3 publicaciones de gran calidad y olvidarse durante 2 meses. Es mejor no estar, a demostrar desgana ó falta de constancia, abandonando nuestro sitio web a su suerte. Es muy fácil crear un blog, poner una plantilla bonita e incluso comprar un dominio; también son fáciles las primeras publicaciones; el problema llega cuando el ingenio se apaga, las ideas que te llevaron a crear ese blog ya han sido explotadas, y las noticias solo giran entorno a ébola y tarjetas black (ninguno de los temas propicios para hacer publicaciones en un blog de este tipo). Entonces llega el momento en que buscas inspiración en otros blogs: de derecho, de economía, de marketing jurídico, de opinión… revistas, peródicosy entonces por fin consigues un par de buenas ideas para un par de post (que aunque desde mi punto de vista poco), más vale poco bien que mucho y mal. Y así, semana a semana, vas saliendo del paso. 
En tercer y último lugar hablaré sobre la actividad diaria en Twitter. Vale, si, a todos nos gustan los RT`s y todos sabemos que los FAV son limosnas (aunque yo los uso a modo de read later), pero no hay nada más horrible que mendigar los ansiados RT. Tampoco es del todo bonito RT aquellos tweets en los que nos dicen lo bonitos que somos, lo bien que escribimos y los enhorabuenas varios por nuestro post/blog. -En primer lugar agradecer a todos los que mandan tweets de ese tipo porque alegran el día, y motivan para seguir publicando e incluso, cómo es el caso de este post (que surgió de twitter), dan luz a nuestra inspiración para escribir uno de los post de la semana- pero, esos tweets se merecen una contestación como debe ser y no RT`s.
A modo de conclusión y, dejando claro que no soy nadie para dar este consejo, lo más importante en las redes es saber venderse sin alejarse de la realidad. Es cierto que nos permiten amplificar aquellas cosas que nosotros queremos, pero no sirve de nada vender algo que no somos, porque al fin y al cabo, esto solo es el prólogo y luego llega la prueba de fuego, la desvirtualización, y en persona es muy fácil ver si lo que se vende es original o una mala imitación. 
¿Qué opináis vosotros?¿Qué presencia en redes os parece que se adecua más con vuestro perfil?

Publicaciones recientes

Sandra Cuesta Llerandi

Written by Sandra Cuesta Llerandi

Business Development, Marketing & Communications | Marketing Manager | Dual Degree in Law and EU Legal Affairs & International Advocacy | Double Master’s Degree in Access to the Legal Profession and International Business Law | Download my e-book: http://eepurl.com/bfDEkT Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.