Internet en el nuevo Código Penal

código penal, derecho, penal, reforma código penal, tecnología
Como ya hemos comentado en otras ocasiones se aproxima una reforma del Código Penal que sin cambios a la vista sería aprobada esta semana. Tras la reciente y polémica reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que nos tiene todavía en vilo en una búsqueda constante por rellenar el vacío que dejó seriespepito y demás páginas que han tenido que echar el cierre, llega el momento de saber que acogida tendrán estas cuestiones dentro del nuevo Código Penal.
En primer lugar en lo que respecta a Copyright y descargas, el código penal impone una sanción de entre 6 meses a 4 años de cárcel a quien “facilite el acceso o la localización” de obras que se compartan sin permiso de los propietarios “con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto”.

En estos casos la orden de retirada de contenidos dispuesta por la autoridad judicial estará referida tanto a la retirada de los archivos que contengan las obras o prestaciones protegidas como a la de los enlaces u otros medios de localización de las mismas”

También será delito el “almacenamiento intencional de ejemplares de las obras” con el destino de comunicación pública. En el artículo 270 se mencionan penas de cárcel para aquellos que faciliten métodos para eliminar las protecciones anti-copia de los contenidos.

Será castigados con las penas previstas en los dos apartados anteriores, en sus respectivos casos quienes: a) Exporten o almacenen intencionadamente ejemplares de las obras, producciones o ejecuciones a que se refiere el apartado uno de este artículo, incluyendo copias digitales de de las mismas, sin la referidas autorización, cuando estuvieran destinadas a ser reproducidas, distribuidas o comunicadas publicamente. […]
c) Favorezcan o faciliten la realización de las conductas a que se refieren los apartados 1 y 2 de este artículo eliminando o modificando, sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios, las medidas tecnologías eficaces incorporadas por éstos con la finalidad de impedir o restringir su realización.Será castigados con una pena de prisión de 6 meses a 3 años quien, con una finalidad comercial, fabrique, importe ponga en circulación o tenga cualquier medio principalmente concebido, producido, adaptado o realizado para facilitar la supresión no autorizado o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que haya utilizado para proteger programas de ordenador o cualquiera de las otras obras, interpretaciones o ejecuciones en los términos previstos en el apartado 1 de este artículo”. 

Otra de las cuestiones que tendrán cabida en el nuevo Código Penal es la difusión de imágenes íntimas sin permiso de su protagonista. Será castigado con penas de prisión de 3 meses a 1 año dependiendo del grado de afección entre quien cometa el delito y la víctima.

“Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.La pena se impondrá en su mitad superior cuando los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que esté o haya estado unida a él por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa.”

También se incluye el ciberactivismo que pasará a estar penado con entre 3 meses y un año a aquellos que emitan “mensajes o consignas” por cualquier medio que “inciten a alguno de los delitos de alteración del orden público”, entre ellos, “alterar la paz pública”.

“La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público del artículo 557 bis del Código Penal, o que sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año.”

Y aunque el terrorismo está a la orden del día y nos han prometido cortar de raíz esta cuestión que nos tiene en vilo, su inclusión en el nuevo código penal aparece de forma más que ligera. El enaltecimiento o justificación de delitos que se cometan contra un grupo por motivos racistas, antisemitas u otras cuestiones referidas a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza on ación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, enfermedad o discapacidad. Las penas rondarán en torno a los 6 meses y los 2 años de prisión y una multa de 6 a 12 meses.
Dentro de las propuestas realizadas por el Gobierno en esta cuestión estaba el considerar como delito la visita frecuente de páginas que pudiesen “resultar idóneas para incitar a otros a reforzar la decisión adoptada de incorporarse a una organización o grupo terrorista”, pero es una cuestión que será objeto de pactos para futuras reformas.

Business Development, Marketing & Communications | Prof. de management, marketing y comunicación personal | Descargar e-book: http://eepurl.com/bfDEkT | Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.