La situación de los clones de perfumes

derecho
Dicen que se puede saber cuándo un país está en crisis cuando cae la venta de camisas y perfumes. Por supuesto siempre hay quien encuentra el filón para sacar partido a la situación económica, y aquí es donde entran los nuevos perfumes low cost que imitan fragancias de marcas mas notorias.
¿Se pueden clonar olores?¿Es ilícito vender un perfume imitando a otro de una categoría superior?
Pongamos como ejemplo los perfumes “Equivaleza” o “Caravan” ambos se caracterizan por numerar sus fragancias y ambos tienen una tabla (más o menos pública) que establece la relación entre cada número y el perfume que imitan.

En 2002 ya se dictó la primera sentencia al respecto que falló calificando la conducta descrita (esa vez contra Perfumes y Cosméticos Yodeyma, S.L.) como competencia desleal y de publicidad adhesiva. El TJUE no se ha quedado al margen de este asunto y en 2009 resolvió:

“el tercero que hace uso de un signo similar a una marca de renombre obtiene una ventaja desleal cuando mediante dicho uso, intenta aprovecharse de la marca de renombre para beneficiarse del poder de atracción, de su reputación o de su prestigio y explotar el esfuerzo comercial realizado por el titular de la marca, sin ofrecer a cambio ninguna compensación económica”.

Es decir, en el momento en el que se usa el nombre de una marca de prestigio para aumentar las ventas incurrimos en ventaja desleal. 

Por último en 2014 el Tribunal de Marca Comunitaria nos remite al artículo 9.1 del Reglamento de Marca Comunitaria y entra a valorar el caso como “free-riding”:

  • existe un vínculo entre las marcas de prestigio y los perfumes de equivalencia relevante puesto que el público así lo percibe
  • el aprovechamiento que llevan a cabo los perfumes de equivalencia se conoce como parasitismo y es contrario a la ley de mercado
En cuanto a los listados que utilizan los perfumes de equivalencia, la jurisprudencia los tacha como publicidad comparativa y en base al artículo 10 de la Ley de Competencia Desleal es necesario que:
  •  no se presente los productos como imitaciones o réplicas a los de otras marcas
  • la comparación no podrá llevarse a cabo a través de actos de engaño, denigración y explotación de la reputación ajena
En definitiva, la jurisprudencia nos muestra un cambio hacia la ilegalidad de estas fragancias no reconociendo los clones de fragancias ni entrando a resolver sobre esto sino a la utilidad que esas marcas blancas sacan de la marca de prestigio para atraer clientes y aumentar sus ventas.
Artículos relacionados:
- Situación jurídica de la "perfumería de equivalencia"
- Ley de Competencia Desleal
- Puig noquea a los imitadores de perfumes en los juzgados

Business Development, Marketing & Communications | Prof. de management, marketing y comunicación personal | Descargar e-book: http://eepurl.com/bfDEkT | Madrid, Spain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.