internet, redes sociales

La presencia en Internet, una estrategia de Marketing

estrategia de Marketing, marketing, marketing jurídico, marketing y comunicación

Desde hace unos años vivimos en una auténtica carrera en internet. Como publicaban en The Lawyerist, “If you are not online, you do not exist” (si no estás en internet, no existes), y en cierta manera, podemos decir que la afirmación es cierta. Ahora bien, más que estar en internet lo importante es determinar cómo quiero que sea esa presencia online.

Hace un tiempo publiqué un post sobre nuestra presencia en las redes sociales, poniendo el foco especialmente en Twitter, y de la importancia de lo que publicamos y de cómo lo hacemos. Hoy quiero ir un poco más allá, y tomando como fuente el artículo mencionado, informar sobre lo más complejo de la cuestión.

En primer lugar hay que saber ¿porqué estamos en internet?, ¿qué queremos conseguir?, ¿cuál es nuestro objetivo?. En base a esto tenemos dos opciones o categorías:

      • Aquellas firmas que buscan ganar clientes y darse a conocer a través de un posicionamiento SEO potente.
    • Aquellas otras que usan su página web como presentación, es decir, un complemento para que el cliente pueda obtener más información de la firma, pero cuyo negocio no depende en primer lugar del tráfico de esta.

Las estrategias de marketing a seguir en ambos casos son totalmente distintas, siendo la primera mucho más compleja (si nos limitamos al plano online), puesto que precisa de conseguir un alto nivel de tráfico a la página web para conseguir y mantener un posicionamiento continuo en Google. En este caso, si tu marca no se encuentra en la primera página de resultados, lo mas posible es que el cliente potencial se decante por otro competidor con un posicionamiento mejor.

En base a esto, es cierto que toda marca/despacho necesita una web, pero no todos necesitan un blog y no todos necesitan redes sociales. Y aquí volvemos a encontrarnos las dos categorías mencionadas: Si nuestro despacho se encuentra en el grupo uno, necesitará una renovación continua, contenidos nuevos y dinámicos que provoquen afluencia y visitas a la página, así como, presencia en redes que le de popularidad, seguidores y todo lo que ello conlleva para dar a conocer una marca. Por supuesto también se deberá plantear otras tácticas de Marketing como:

    • Blogging. Por supuesto no vale con crear un blog. Para que este tenga el resultado que se pretende, es necesario publicar regularmente para conseguir visitas y con ellas ese ansiado posicionamiento en los buscadores. En este aspecto es importante que en el afán de mantener ese ritmo de publicaciones no se pierda calidad. El contenido siempre es lo más importante. Crear un blog supone una inversión de recursos muy importante, de ahí que no esté al alcance de todas las firmas y sea un recurso habitualmente utilizado en firmas medianas/grandes que pueden permitirse ese ritmo constante de publicaciones sin que se vea afectada la calidad y no mengüe el trabajo al cliente.
      • Email Marketing. Enviar mails parece que siempre está relacionado con publicidad y spam. La primera parte es cierta, buscamos publicidad, pero los mails puedes utilizarse como una forma de contactar con el cliente, fidelizarlo, e incluso, transmitir un sentimiento de cercanía y preocupación. Enviar un mail con aquellas reformas o novedades legislativas que se crea, pueden afectar a un determinado cliente o segmento de clientes, es una buen forma de transmitir esa presencia y preocupación que todo cliente demanda.
    • Redes Sociales. No es un secreto que el número de personas al que conseguimos llegar con las redes sociales está muy por encima del de cualquier otro medio. El principal reto es conocer a qué público queremos llegar y a cuál llegamos. Como ya comenté en este post “En las RRSS no todo vale” hay que saber estar, y hay que tener muy claro lo que se quiere conseguir. Si queremos que las RRSS nos reporten un valor deben llevar trabajo y dedicación. No vale solamente con publicar noticias al alcance de cualquiera, deben proporcionar un valor añadido que, a día de hoy, muy pocas cuentas consiguen dar.

En conclusión, no vale lo mismo para todos. Nuestra presencia online es nuestra presentación, nuestra carta de bienvenida y hay que tener muy presente qué queremos mostrar en ella, en base a eso, “contacte con un especialista y no se aleje demasiado”.


Business Development, Marketing & Communications | Prof. de management, marketing y comunicación personal | Descargar e-book: http://eepurl.com/bfDEkT | Madrid, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.