Redes sociales | Manual de uso

Marketing y Comunicación

El debate de estar o no estar en redes sociales parece saldado cada vez con más autoridad. No voy a decir que nuestra presencia en las redes sea algo imprescindible porque, en mi opinión, no existe esa necesidad suprema aunque muchos profesionales opinen lo contrario. Quizá, esa relevancia cuasi divina que se le da a las redes sociales sea por el impacto generado dado que se puede llegar a un alto número de personas, pero es un arma de doble filo. Ahora bien, no hay que olvidar que para aprovechar esa publicidad correctamente hay que tener en cuenta que más importante que estar, es cómo se está

Hace algún tiempo en Expansión bajo el titular “Los riesgos de las redes sociales enredan a los juristas” publicó un artículo sobre el uso de las redes sociales que me hizo pensar en lo relevante que son para nuestra marca personal y lo poco conscientes que somos del peligro que conlleva también para esta.

Principios básicos

Defínete – Elige cómo quieres presentarte, qué quieres conseguir y con quiénes quieres conectar

En primer lugar es importante definirnos es decir, saber en qué queremos destacar, ¿por nuestro trabajo?¿nuestras opiniones?¿nuestros ingeniosos comentarios sobre todo lo que ocurre a nuestro alrededor?, ese es el primer paso y más importante, porque una vez que consigamos definirnos, todo será mucho más sencillo, y a la vez, una vez que nos definamos tendremos que evitar el uso de otros modelos que afecten al devenir de nuestra cuenta. 

Cómo en la vida misma, si lo que buscamos en las redes es amplificar el impacto o el reconocimiento de nuestro trabajo, tendremos que evitar otro tipo de publicaciones que puedan poner en duda nuestra profesionalidad, así como, evitar opiniones políticas o delicadas. En definitiva, no publiques nada que no te gustaría que apareciese en la portada de un periódico.

Es habitual ver perfiles cuya máxima en trasmitir su opinión y debatir sobre cuestiones que para ellos son relevantes en ese momento y que pueden llegar a ser polémicas. En ese caso, es importante alejar nuestro yo profesional. No quiero decir con esto que no podamos dar nuestra opinión, sino que hay que tener presente que la opinión que publiquemos hoy en twitter o en un blog, permanecerá  para siempre. No sabemos quién nos entrevistará el día de mañana, a que puesto de trabajo querremos optar, o con quien nos encontraremos en la próxima reunión, de ahí que igual que solemos mantener las formas en persona, hay que tener en cuenta que las redes sociales no son mucho distintas.

Presencia activa – publica, promociona e interactúa

En segundo lugar es fundamental una presencia activa. Cuando abrimos un blog no vale con hacer 3 publicaciones de gran calidad y olvidarse durante 2 meses. Es mejor no estar, a demostrar desgana o falta de constancia. Es muy fácil crear un blog, poner una plantilla bonita e incluso comprar un dominio; también son fáciles las primeras publicaciones; el problema llega cuando el ingenio se apaga, las ideas que te llevaron a crear ese blog ya han sido explotadas, y las noticias solo giran entorno a cuestiones ajenas a nuestra temática. 

Lo más importante en las redes es saber venderse sin alejarse de la realidad. Es cierto que nos permiten amplificar aquellas cosas que nosotros queremos, pero no sirve de nada vender algo que no somos, porque al fin y al cabo, esto solo es el prólogo y luego llega la prueba de fuego, la desvirtualización, y en persona es muy fácil ver si lo que se vende es original o una mala imitación. 

Sigue estas recomendaciones en el día a día

La Bar Association (IBA), la principal organización mundial de abogados, ha publicado un código de conducta en el cual se dice lo siguiente:

  • Antes de aceptar una petición de amistad en una red social debe comprobarse cómo puede afectar al futuro de su ejercicio profesional si se trata de jueces, clientes o abogados.
  • Antes de comentar algo pensar si puede dañar la reputación de alguien o la suya propia.
  • Configurar la privacidad adecuadamente.
  • No escribir comentarios que puedan dar lugar a malentendidos.
  • Respetar la confidencialidad con el cliente.
  • No realizar comentarios ni aportar opiniones que puedan ser considerados como asesoramientos o consejos legales.
  • No usar el whatsapp en las relaciones entre abogado-cliente.
  • En cuanto a los blogs, no se debe identificar como jueces o fiscales y en todo caso se debe evitar expresar opiniones.

Hay algo más importante que estar en las redes y es estar de la forma correcta. Es importante saber cómo queremos que nos vean, y actuar en consecuencia.

Algunos ejemplos de mal uso

Tal y como comentaba el artículo mencionado al principio de esta entrada, en Texas un abogado pidió un aplazamiento en un juicio por la muerte de su padre, y se descubrió a través de Facebook que, en realidad, estaba de fiesta; en Inglaterra un magistrado se ha visto obligado a cesar en su puesto por los comentarios vertidos en Twitter sobre los casos que llevaba. Dentro de nuestras fronteras, un fiscal de la Audiencia Nacional fue investigado por la Fiscalía General por las opiniones vertidas sobre sus compañeros y fuerzas de seguridad a través de twitter, así como, se han dado casos en los que el simple gesto por parte del abogado de compartir la ubicación en una red social, ha facilitado conocer el cliente al que asesoraba en ese momento; incluso en EEUU se ha dudado de la imparcialidad de un juez por tener de amigo en Facebook a un abogado que formaba parte del proceso que llevaba.

Estos comportamientos demuestran una clara confusión entre la vida privada y la profesional y suponen un riesgo para nuestra marca personal y para el desempeño de nuestras funciones profesionales. De ahí que, en caso de querer estar en RRSS, definamos muy bien qué queremos conseguir y proyectar para elegir el canal más apropiado para ese fin. 

POST RELACIONADOS  
La presencia en Internet una estrategia de Marketing  
Marketing Jurídico  Tu marca personal en Internet

Business Development, Marketing & Communications | Prof. de management, marketing y comunicación personal | Descargar e-book: http://eepurl.com/bfDEkT | Madrid, Spain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.